Hola, bienvenidos y gracias por compartir este espacio conmigo !

Qué bonito es encontrar una manera de ayudarnos a nosotr@s mism@s ante las visicitudes diarias y estados de ánimo cambiantes que a veces nos hacen dudar de la vida. Hoy os propongo un método infalible de autoayuda que seguro que much@s de vosotr@s ya practicáis pero que me parece importante volver a recordar. Viene practicándose en toda la historia de la Humanidad y nuestr@s sabios ancestr@s nos han transmitido en todas las corrientes espirituales.

Se trata sencillamente de encontrar a diario un tiempo y lugar para conectar con lo más profundo de nosotr@s mism@s. Ciertamente es una manera de recargarnos de energía, superar momentos difíciles y por si fuera poco disfrutar más de la vida con todo lo que conlleva.

Esta autoayuda es conseguir un espacio al cabo del día para meditar, orar, leer, crear arte, reiki…todo lo que nos lleve a conectar y escuchar nuestra parte más personal a la que nadie puede acceder. Esta comunicación o conexión con nosotr@s mismos es fundamental para que afloren cualidades de las personas que a la mayoría nos gusta desarrollar como fortaleza, paciencia, atención, serenidad, autoconocimiento, amor hacia nuestra persona, y un sinfín de rasgos que hacen evolucionar a la personalidad humana. Son como pequeños tesoros que se desarrollan si ponemos la intención en ello para lo cual es fundamental conocernos y saber en qué punto estamos de nuestra evolución y hacia dónde queremos llegar. Esto sólo se consigue con la autoescucha y observándonos diariamente.

Todo ello nos conduce a la autosanación y hay que recordar que al aplicarnos reiki aflora en nosotros el estado interno propicio para ello. Como tantas otras técnicas de autoconocimiento, también el reiki nos ayuda a recobrar la plenitud, serenidad y bienestar que tanto necesitamos para ser felices en esta vida. En esta sociedad que hemos creado, es de gran importancia tener este objetivo muy claro y proponernos alcanzarlo. Así conseguiremos mejorar entre todos la convivencia y el modo de vida estresante que nos hemos autoimpuesto la mayoría.

Disfrutar de la vida es un objetivo alcanzable que empieza por el amor incondicional hacia nosotr@s mismos y que nos lleva a conocer, comprender, aceptar y amar al resto de seres vivos que nos rodean.

Esta gran autoayuda es capaz de revolucionar nuestras vidas y que nos encaminen a nuestra mayor felicidad terrenal y espiritual.

Gracias por la atención a este post y espero que os sea útil y beneficioso. A mi me alegra enormemente compartirlo con vosotr@s.

Y como siempre os digo, vuestros comentarios son bien recibidos.

La energía nos mantiene unidos !!

Os deseo salud y bienestar. Hasta pronto !!